Archivo | Roberto Matta RSS feed for this section

Un mural de la Expo restaurado hace casi un año sigue con vallas

9 May

La asociación Legado Expo llevará ante la comisión municipal del 20 aniversario de la muestra una propuesta para recuperar la antigua puerta de la Barqueta.

Por Fernando Pérez Ávila                                                                                                          Diario de Sevilla 09/05/2012

La asociación Legado Expo pedirá ante la comisión municipal para el vigésimo aniversario de la Exposición Universal de 1992 que se recupere la antigua puerta de la Barqueta, que sufre actualmente un avanzado estado de deterioro y abandono. En un comunicado remitido a este periódico, la asociación anunció que presentará una propuesta para rehabilitar esta zona, que era una de las cinco puertas de la muestra universal.

“Este espacio urbano constituye actualmente uno de los principales accesos a la isla de la Cartuja y al parque temático Isla Mágica. Pese a ello, presenta un evidente estado de degradación“, explica la asociación. “Un suelo sucio y descascarillado, cerramientos rotos, mobiliario urbano en mal estado y jardinería descuidada es el panorama que encontramos desde hace años al acceder a la Cartuja por el puente de la Barqueta”, continúa esta entidad que trabaja desde hace años en la conservación del legado de la Expo 92.

“Donde antes había fuentes, hoy podemos encontrar basura, agua estancada o, incluso, personas sin techo viviendo y haciendo sus necesidades”, añade la nota de prensa de Legado Expo. Este colectivo lamenta que el mural Verbo América, obra del artista chileno Roberto Matta, todavía esté rodeado de vallas pese a que su restauración concluyó en verano de 2011. El Ayuntamiento invirtió 50.000 euros el año pasado en la conservación de este mural, pero sin embargo todavía no ha enviado a los operarios para que retiren las vallas de obra utilizadas durante los trabajos de restauración.

El mural había sufrido ataques vandálicos y, según la asociación, “había sido despreciado durante años, como muestra de la marginalidad de la zona y la dejadez a las administraciones”. Con esta petición que formularán ante el Ayuntamiento, los miembros de Legado Expo tratarán de impedir que “esa situación de abandono vuelva a repetirse”.

La propuesta de Legado Expo consiste en hacer del lugar un espacio singular que le devuelva el carácter de puerta de la Isla de la Cartuja y que permita disfrutar de la obra de Matta. Para ello, propone adecentar la zona, recuperar el pavimento añadiendo pastillas de césped para hacer más habitable el lugar, reponer los árboles y el mobiliario urbano, y poner en funcionamiento las fuentes. “La actuación se completaría con la iluminación artística del mural Verbo América y la instalación de una escultura de Curro en fibra de vidrio al estilo de las existentes en Lisboa o Zaragoza con las mascotas de sus exposiciones”. El presidente de Legado Expo, Alberto Martín, señaló que la inversión para mejorar toda esta zona sería “mínima”.

Anuncios

El museo al aire libre que Sevilla no apreció

9 Oct
La Expo fue un museo al aire libre durante seis meses. Pabellones diseñados por arquitectos de renombre, mobiliario urbano singular y con firma de artistas como Javier Mariscal o Alberto Corazón y piezas escultóricas y pictóricas obras de reconocidos artistas, muchas de las cuales ya no están porque Sevilla no les dio el valor y olvidó conservarlas. Lo que pasó con los pabellones es conocido, pero lo ocurrido en torno a algunas piezas de arte roza el drama y el expolio.
El pintor Ricardo Suárez señala que «lo más sangrante» ha sido lo ocurrido con el mural de Matta, que el Ayuntamiento dice que va a restaurar cuando «ha perdido el 75% y jamás se va a quedar igual, a no ser que intervenga el propio autor será un pastiche», pero que ese no es el único caso. La responsabilidad recae en las administraciones pero también, señala, en los propios artistas, que han guardado silencio ante el abandono de su obra. Sigue leyendo

La destrucción del mural, un suma y sigue contra el legado de la Expo

19 Ene
M.D.A.
La Expo hizo de Sevilla durante seis meses el mayor museo del mundo. Muchos países trajeron a sus pabellones importantes obras de artes y sus calles se poblaron de singulares esculturas. Las obras de artes que se mostraron en los pabellones volvieron a sus países pero muchas de las que inundaban las calles se quedaron en Sevilla para seguir dando fe de las últimas tendencias en el arte.
Hoy, casi dieciocho años después de la inauguración de aquella muestra que transformó Sevilla, apenas si quedan vestigios de aquellas obras de arte, sólo en el espacio ajardinado delante del Monasterio de Santa María de las Cuevas se pueden admirar algunas piezas.
Pero otras obra de arte, y con ellas buena parte del mobiliario urbano, muchas de cuyas piezas fueron reconocida con un premio nacional, no han corrido tanta suerte. Sigue leyendo